>

Tu Municipio
Conoce a detalle temas relacionados con tu municipio

Historia

Tianguistengo, al introducirnos en su historia encontramos que se reconoce como territorio importante, en el año de 1540, contaba con 16 estancias a su cargo.

El 15 de Febrero de 1826 Tianguistengo se consigna como ayuntamiento perteneciente al partido de Zacualtipan de la prefectura de Huejutla.

El 16 de Abril de 1850 bajo el Decreto No. 51. Se erige en el distrito de Zacualtipan del Estado de México en municipalidad el pueblo de Santa Ana Tianguistengo con los de Ospantla, Santa Mónica, Soyatla, Conchintlan, Ixtaco, Tlauiltecpan, Zacatipan, Tlacuchac, Tenexco, Papatlatla, Techimal, Chapaltepec, Atecosco, Tlacolula, Joquela, Cuoamelco, Salacahuantla, Xochimilco, Cholula, Tochintlan, Ixcotitlan, Chapula, Tepaneco, Pemusco, Xochicoatlan, Acomulco, Salamelco, Zapoatlan, Mecapala, Cuautencalco, Texcoco, Tozamenal, Papastla, Masahuacán, Cuautlamayán y las rancherías de Zoquiapan, Pahuatitlan, Cómala, Yatipan, Hormiguero y Matlatenco, teniendo como cabecera a Santa Ana Tianguistengo.

El 8 de Agosto de 1865, se confirma a Tianguistengo como Municipalidad perteneciente al distrito de Zacualtipan.

El 21 de Septiembre de 1920 bajo el Decreto No. 1108 en la Constitución Política del Estado de Hidalgo (Reformada); se consigna a Tianguistengo como Municipio libre formando parte del distrito de Zacualtipán.

Tianguistengo ha sido un lugar de sucesos históricos importantes en los que sobresale la evangelización, el México Independiente, así como la Revolución.

Dentro de la evangelización,  relata la historia, que en tiempos de la conquista tenia el pueblo dos leguas por legua y media de ancho con 16 estancias a su cargo; el primer encomendero fue Alonso Gutiérrez de Badajoz, conquistador quien a su muerte lo sucedio su mujer que se casó en unas segundas nupcias con Francisco Treviño a quienes según las crónicas agustinas Dios les otorgó patentes milagros por medio de las oraciones del padre Roa, prior entonces del convento de Molango, lo que contribuyo a la pronta creencia del Catolicismo a los regionales, quienes comenzaron la construcción de la iglesia en el año de 1540 dedicándola a Santa Ana adscrita a la doctrina de Molango.

Refiriéndose a ella, dice Ramírez  “la iglesia, aunque reducida para contener a los fieles, numerosa población, es bien construida y adornada, cubierta de bóveda, así como la sacristía y el bautisterio.

Siendo vista de Molango estuvo encargado de ella Fray Pedro de Agurto hijo de Sancho López de Agurto, que había nacido en México, donde tomó el hábito de San Agustín, elevándose por sus méritos a cargo de mucha honra pues desempeñó el rectorado del Colegio de San Pablo en México, desde su fundación fue prior de Molango y más tarde llegó a ser provincia de la Orden a la que gobernó con acierto, de 1584 a 1587 y por último, presentado a  fines del siglo XVI para obispo de Cebú (Filipinas), fue designado, muriendo en esa prelación en junio de 1608.

Villaseñor y Sánchez en su capitulo XXII página 131, al referirse a la alcaldía mayor de Metztitlán, en particular a la República de indios de Tianguistengo: “El pueblo tiene Convento de San Agustín, con cura de dicha orden que administra a doscientas y cincuenta familias de indios que lo habitan, hállese distante de su cabecera diez leguas por su parte del Oeste, de la misma orden un Convento en Tlacolula, donde se encuentran doscientas y setenta familias de indias”.

Como subordinada de Metztitlán perteneció a la intendencia de México, en el año de 1804 figura adscrita a la de Veracruz, constituyendo de ella parte del límite Sur. En la actualidad se encuentra comprendida en la región de la Huasteca.

Por lo tanto: esta región fue evangelizada por los misioneros agustinos, en particular por el Fraile Antonio de Roa, a estos datos hay que agregar, según el archivo parroquial, conforme a una nota puesta en el libro de bautismos más antiguo (1750), informa que el 10 de  noviembre de 1750 fue administrada por los agustinos, fecha en la que entregamos al primer cura cecular interno Br. Dn. Alejo Hernández quien a su vez la entregó al primer cura propio Br. Dn. Pedro Mendoza y Ballesteros  el 13 de febrero de 1751.

Don Cecilio Ramírez en la página 170 de su “informe” y con fecha 19 de diciembre de 1856, relata lo siguiente: el pueblo de Santa Ana Tianguistengo, cabecera de parroquia y de municipalidad, perteneció al partido de Zacualtipán y al distrito de Huejutla está situado a 46 leguas de distancia al Norte de México.

La jurisdicción parroquial se extiende hacia el Sur hasta la ranchería de Zoquiapan a dos leguas donde colinda con la vicaria fija de Zoquizoquipan, hasta el pueblo de Oxplanta, cuyos límites a la misma distancia son los de Zacualtipán en el pueblo de Soyatla y con la parroquia de Llamatlan de la diósesis de Puebla. A cinco leguas Hacia el Noreste  linda con la vicaria fija de Tlacolula en el pueblecito de Chápala a tres leguas. Hacia el Norte con Xochicoatlán, a cinco leguas, con Río Tlachiapa a media legua. Por último hacia el Poniente linda con la vicaria fija de Xoquizoquipan en el pueblo de Santa Mónica a legua y media.

El templo está bien construido, es de bóveda de cañón en la cual se ha reparado en varias ocasiones pues la abundancia de las lluvias propias de la sierra alta hidalguense la han deteriorado.

En el interior hay un altar mayor proporcionado a las reducidas dimensiones del edificio, construido de piedra, pintado y dorado en los años de 1846 a 1848. Obras que realizó el cura Don José Antonio Ordaz.

Los pueblos subalternos de la parroquia son ocho: Santa María, Santiago Oxpantla, Los Santos Reyes Soyatla, San Esteban Pemuxco, San Juan Chapula, Santiago Tecpanica, San Gabriel Ixcotitlán y San Juan Tenochtitlan. Todos estos pueblos están a corta distancia  pero algunos caminos son malos.

En la actualidad, la iglesia tiene categoría de Parroquia, depende de la vicaria foránea de Zacualtipán y al obispado de Tulancingo. Encuéntrase en ella la escultura de mérito llamada el Señor de Pemuxco.

Tianguistengo como dijimos en un principio tuvo un papel importante en el tiempo del México Independiente y esto comienza en junio de 1811 cuando el cura de Tianguistengo Br. Dn. Juan Bustamante se declaró por la Independencia Nacional, él hizo activa propaganda para insurreccionar a los pueblos de la sierra, logrando reunir un ejercito de  6,000 insurgentes con los que atacó a las tropas reales del pueblo de Malila mirándosele en la línea de fuego dando sus ordenes, alentando a los combatientes, absolviendo a los moribundos y sepultando a los muertos para ocultar las bajas que diezmaban en filas, así como para cumplir con una caritativa misión.

Este informe  con carácter de acusación rindió al arzobispado del Cura de Molango bachiller de Francisco Sánchez pero éste no tardó en deponer sus escrúpulos, pues siguiendo el ejemplo de su patriota compañero se levantó en armas en los primeros días de Enero, estaba posesionado de Tianguistengo y otros pueblos de su jurisdicción.

El 8 de enero había llegado a Xochicoatlan la división  “Alvarez de Gutian”, en la tarde el comandante y jefe, destacó sus avanzadas para dirigirse a Tianguistengo emboscándose antes de entrar al pueblo con el objeto de sorprender a los inicuos que ocupaban gran parte de la región, cuya entrada rompieron a sangre y fuego por la obstinación, rebeldía y desprecio con que éstos han mirado el real indulto, perdonando únicamente a los niños, mujeres y demás que en semejante acto imperasen a la soberana clemencia. Escarmentada que sea, seguirán su marcha para Santa Mónica donde estarán en los mismos términos.

El día 9 salió otro refuerzo, sin decirse el resultado de la orden, los realistas regresaron al campo con solo dos presos que fueron pasados por armas el día 12.

Se han registrado hechos sobresalientes en este lugar que protagonizaron en la Revolución como “La Gloriosa defensa del 16 de julio de 1916”, en el lugar conocido como Huayatlapa batalla que se origino a causa de constantes prestamos, saqueos, robos y asesinatos; así como las dificultades políticas entre el Señor Daniel Padilla y el Sr. Roberto Cerna originarios de Calnali que uniéndose este ultimo a Valentín Carbajal, apodado como el “General Huarache” venia a quemar Tianguistengo por tercera ocasión trayendo al mando gente de Tlahualtepec. En Tianguistengo se organizaron para la defensa encabezados por personas como el Gral. Daniel Téllez Escudero y el Lic. Refugio Mercado para enfrentarse en defensa de su pueblo. Como ya se menciono, dicha batalla se llevó a cabo en el Río de Huayatlapa, más tarde la situación volvió a la normalidad con la intervención del Gobernador del Estado, Sr. Nicolás Flores.